Versum eventos

Economía de juego

Uno de los aspectos que hemos querido implementar, con más o menos éxito, ha sido una economía de juego que funcione y sirva para algo. Lo cierto es que esto nos ha hecho tener largos debates sobre el uso que tienen las monedas en los eventos y hasta qué punto funciona la economía en un Larp.

La verdad es que resulta muy difícil que una economía funcione bien en un evento, ya que muchos factores que afectan a una economía real no se dan durante un Larp.

Para plantear la economía de juego vamos a simplificar mucho los factores que intervienen en una economía real. Toda economía tiene 2 partes, dinero que entra (lo que ganas) y dinero que sale (lo que gastas).

En la vida real ganamos dinero trabajando o vendiendo cosas principalmente, y esto es lo que nos permite conseguir el dinero que necesitamos para nuestros gastos.

Gastamos dinero para alimentarnos, para alojarnos y para vestirnos, entre otras cosas. Generalmente en un Larp estas tres cosas ya están cubiertas por cada participante o no se pueden pagar con dinero de juego. Estos gastos son los que nos hacen necesitar el dinero.

Ahora entramos en un Larp al que ya vamos con nuestra ropa, en el que ya hemos pagado el alojamiento y en el que también hemos pagado la comida o la tenemos que pagar con dinero real, por tanto, en qué podemos gastar el dinero?

A un Larp vamos a divertirnos, desde luego no solemos ir a trabajar y pocas veces vamos pensando en vender esto o aquello para sacar unas monedas. Por tanto, cómo se puede ganar dinero en un Larp?

Cobres, platas y oros imperiales.

Gastando dinero

Algunas de las formas en las que se nos ocurre que puedas gastar las monedas son las siguientes:

  • Haciendo apuestas o jugando en el casino.
  • Tomando algo en la taberna si fuera posible.
  • Comprando información a otros participantes.
  • Contratando a otros jugadores para que realicen trabajos para ti, como mensajeros, guardaespaldas, ayudantes, escribas, artesanos…
  • Comprar materiales de juegos si hubiera.
  • Montar una organización que te ayude en tu objetivo y contratar a gente para ello.
  • Pagando por los servicios que ofrecen otros jugadores como pueden ser curación, reparaciones, bardos, etcétera.

Seguro que hay más formas de utilizar el dinero de juego, pero tenemos claro que la mayoría requieren de la proactividad del jugador.

Ganando dinero

Es posible que puedas ganarte unas monedas de alguna de estas formas:

  • Vendiendo información.
  • Capturando algún delincuente y cobrando una recompensa por ello.
  • Apostando o jugando en el casino.
  • Vendiendo materiales de juego si los hay.
  • Ofreciendo tus servicios como escolta, artesano o lo que sea a otros participante.
  • Enseñando cosas a otros participantes, si se puede.
  • Actuando y pasando la gorra.
  • Buscando un trabajo como guardia, mensajero, guardaespaldas o lo que se te ocurra.
  • Extorsionando a otros participantes más ricos.
  • Robando a quien te encuentres.

De nuevo es muy importante la proactividad de los jugadores, y sobre todo es muy importante hacerse a la idea de que hay que gastar las monedas porque sino la economía no puede funcionar.

Nobles y mercaderes, motor de la economía histórica.

Ahorrar

Aunque es muy importante ahorrar en la vida real durante un Larp es algo bastante desaconsejado.

Tienes que pensar que una vez que finalice el evento no vas a poder hacer nada con todas esas monedas que has atesorado.

Si dispones de mucho dinero gástalo y quédate algunas monedas de recuerdo.

Otra opción es que decidas entrar en el juego político y social a un nivel más alto: adquiriendo algún título nobiliario, sobornando a otros para alcanzar puestos de poder o adquiriendo propiedades que reflejen tu estatus (si el evento dispone de esas opciones).

Una última idea para utilizar grandes cantidades de dinero es montar una organización que te permita conseguir un objetivo a largo plazo (hacerte con el poder, sindicato del crimen…), utilizando tus fondos para financiarlo.

En cualquier caso no dejes tus monedas dentro de tu mochila.

La organización

La organización también puede tomar parte metiendo y sacando dinero de juego.

Sacar dinero es relativamente fácil mediante tasas e impuestos pero hay que tener mucho cuidado para no pasarse y dejar a los jugadores con poca liquidez.

Otra herramienta útil son las subastas en las que la organización puede introducir objetos mágicos, materiales de juego, títulos nobiliarios u otras cosas que sean interesantes para el desarrollo del propio evento. Incluso puede plantearse una taberna gestionada por la organización y que cobre en monedas de juego.

La forma de meter dinero en juego puede ser a través de tesoros ocultos, ofreciendo recompensas por la captura de ciertos monstruos o bandidos, creando puestos de trabajo específicos y que puedan requerir de la colaboración de la propia organización, como puede ser un cuerpo de guardia o unos tribunales, por ejemplo.

Los cambios

Esta parte es importantísima. Para que una economía funcione es fundamental que haya cambios suficientes en juego.

Si utilizamos la clásica equivalencia de 1 moneda de oro = 10 monedas de plata = 100 monedas de cobre, tendremos que asegurarnos de que hay suficientes monedas como para cambiar todas las monedas de plata por monedas de cobre, y todas las monedas de oro por monedas de plata.

Otra alternativa es utilizar otra tabla de cambio más reducida (1=4=16; 1=5=20…). Aunque si nos atenemos a la clásica podríamos tener 9 monedas de plata por cada moneda de oro, y 9 monedas de cobre por cada moneda de plata para que funcione sin problemas.

 

Mercaderes y nobles

Probablemente estos sean unos de los pocos personajes que estén directamente relacionados con el uso de monedas en un Larp. Independientemente de si hay un sistema económico o no ambos deberían llevar una buena bolsa repleta de monedas de todo tipo: cobre, plata y oro.

Pensándolo bien, un buen líder criminal también debería tener un buen montón de monedas con el que demostrar su poder y recompensar a los suyos.

Quién dice que no a un brillante tesoro enano?

Compartir por...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest